Teen Top FC

~♥ Fan Club Hispano dedicado a Teen Top ♥~


    (oneshot hetero) forgotten road(lemon)

    Comparte
    avatar
    miko-chan

    Pez Te haces vieja el dia : 20/02/1994
    Fecha de inscripción : 28/03/2011
    Años : 23
    Localización : huanuco!!!

    (oneshot hetero) forgotten road(lemon)

    Mensaje por miko-chan el Jue Jun 23 2011, 11:55

    bueno andomedas este fick me lo hizpo mi querida sensei gaby!!! bravo bravo bravo y ps me gustaria compartirlo con ustedes!!!!

    ficha tecnica
    autor: gaby
    genero: lemon
    extension un solo capitulo pero separados por partes

    parte uno:


    VENGANZA Y ABANDONO



    ¿Por qué todo tuvo que suceder así?, la brisa matutina mueve mi cabello mientras continuo parada en el mismo lugar, el golpe aun me duele, continua latiendo con fuerza, el calor de mi mejilla me provoca escalofríos cuando el viento la toca. Caigo de rodillas gimiendo mientras las lágrimas ruedan por mi rostro, no puedo entender que sucedió, decir que es culpa del mundo que yo sea así, es estúpido, “toda acción tiene una reacción”, cuantas veces escuché esa ley en física sin jamás pensar que tendría que aplicarla en mi propia vida, ¿soy mala?.


    Un copo de nieve me provoca escozor en el brazo, lo tomo entre mis manos mirándolo derretirse, tan débil
    entre mis dedos, pronto empiezan a caer más, aun no cruzo los veinte y mi vida ya esta arruinada, hace tan poco tiempo lo tuve todo, era feliz, me iba a casar con el hombre perfecto, galante y amable, lo amaba aun cuando no podía borrar el recuerdo de mi primer amor, paúl fue el único que logro hacer saltar mi corazón después de él.


    Corría por el pasillo de la enorme hacienda con las mucamas tras de mi pidiéndome que no lo hiciera pero quería verlo antes, estar segura que todo era real, los rizos de mi cabello que tanto costaron hacer parecían ligeros resortes moviéndose a mi ritmo, el hermoso ramo de lirios blancos parecía iluminar todo el lugar, el collar con una estrella que él me regalo la primera vez que nos vimos reemplazo el corazón partido de plata que solía llevar esperando al dueño de la otra mitad.


    Me dijo que era la luz de su camino, que sin mi jamás podría vivir, que ya no tenía porque esperar a un imposible, que él me amaba con toda su alma. Le creí, como una tonta lo hice, deje atrás los consejos de mi madre pidiéndome esperar porque aun era muy joven, corrí hacia mi fatal destino por mi propio pie.


    “Paul...” las palabras llenas de alegría aun retumban en mi cabeza trayendo a mi memoria la horrible escena. Mi mejor amiga besándolo, abrazándolo y el respondiendo, acariciándola, susurrándole al oído. Salí corriendo perseguida por ellos, llegando hasta este lugar, desgarre mi vestido lanzando el ramo a la fuente observando como los pétalos de las flores blancas se hundías por su propio peso.


    “Beatriz” un eco que no quiere disiparse, la voz de macarena continua aquí resonando entre las paredes
    “te odio, siempre te odie” mi mejor amiga dijo cosas tan terribles que en verdad rompieron en pedazos mi corazón de cristal; me quede helada e incluso no pude prevenir la cachetada que me dio, me pareció irónico que yo fuese la que debería haber soltado ese golpe ante mi traidora “yo lo vi primero” concluyo y se fue dejándome ahí, con el alma despedazada y lagrimas brotando. Ella lo vio primero es verdad, pero el pregunto mi nombre y no le importo, le dije si estaba mal pero jamás me dijo nada, me alentaba y me escuchaba, ¿como pensar que algo así pasaría?.


    Todo está hecho, ya no tengo por qué seguir, mi vida ya no es mía, todo fue una ilusión, mis pies se tensan al sentir la nieve fría, subo al barandal de piedra pulida observando el camino de piedra en el que caeré, no tengo más fuerzas, soy un desperdicio.


    -las dos veces que ame, me dejaron- salté, la caída parecio durar más de lo que pensé, todos mis recuerdos pasaban frente a mis ojos, mi madre, mi padre, paúl, macarena e incluso el, mi recuerdo de amor más antiguo que trate de enterrar en el fondo de mi memoria continuaba dentro de mí, de pronto la oscuridad llego, al igual que el gélido viento invernal.


    -despertó- distinguí la voz de mi madre.


    -¿Dónde estoy?- habían muchas camillas, personas con batas blancas corriendo de un lugar a otro, intente levantarme pero un dolor en mi brazo izquierdo no me lo permitía, el mismo donde cayó el copo de nieve.


    -¿Por qué lo hiciste?- evadió mi pregunta pero era obvio que estaba en una clínica.


    -¿Qué?- baje la mira por miedo y vergüenza -no lo sé...- susurré, pero los recuerdos de mis pensamientos continuaban rondando mi mente.


    -estas bien que es lo que importa- me abrazo y se fue con mi padre, debía quedarme hasta el siguiente día, la herida en el brazo no era grave pero los médicos insistieron al saber cuál era mi apellido.


    -tus padres son ruidosos- una voz masculina vino del otro lado de la cortina blanca que me separaba de los pacientes.


    -¿eh?- intente levantarme para ver quien hablaba-están preocupados- el ligero movimiento de mi brazo me provoco dolor.


    -no me dejan dormir- gruñó.


    -¿Quién eres?- escuche una risilla.


    -¿Quién eres tu es más importante?- no entendía sus palabras.


    -la heredera park intento suicidarse- suspiro- noticia de primera plana- su tono de voz era sarcástico.


    -¿Cómo lo sabes?- usualmente se manejaba con sigilo este tipo de casos.


    -lo Shin lo esparcieron, toda corea lo sabe- solo de escuchar ese apellido todo dentro de mí se revolvía, éramos contendientes directos desde hace muchos años atrás. Nuestras empresas competían por el liderazgo del mercado, el ganador del día era el que tenía más ganancias.


    -debí suponerlo-hice una mueca –quien podría odiarme más-me recosté sobre la almohada.


    -has cambiado mucho- no comprendía a que se refería.


    -¿Qué?- era un fan acaso, ni siquiera sabía que tuviese gente tras de mi estudiando mis movimientos -¿cambiar?, más bien creo q mi cobarde yo al fin salió- forcé un sonrisa para no sentirme abatida.


    -suicidarte… esa no eres tu


    -no me conoces- me acurruque para intentar dormir.


    -Srta. Park, debe dormir- la enfermera llego con un sedante en la mano, a lo que no me resistí, estaba segura que toda la noche las imágenes de paúl con macarena me perseguirían.


    -duerme bien, Bea, choikang te cuida- Al escuchar aquel nombre mis ojos se abrieron dilatando mis pupilas, habían pasado diez años desde la última vez, de pronto todo empezó a oscurecerse, los parpados me pesaban.


    -choikang…- susurré con mi voz cansada sin poder resistir, abrí mis ojos con dificultad pero solo alcance a ver una sombra alta que me beso en la frente.


    -bea, algún día nos casaremos- me encontré de nuevo en el gran jardín de la hacienda de mi padre, choikang como le habíamos puesto a aquel niño que un día abandonaron en la puerta estaba
    susurrándome al oído mientras yo sonreía.


    -¿lo juras?- tenia once años y no comprendía el peso de esas palabras pero el parecía decirlo con seriedad.


    -soy mayor que tu, soy todo lo que necesitas- lo decía como si la edad fuese en verdad tan importante.


    -jamás amare a otro- es la última frase que recuerdo antes que unos hombres vinieran por él y se lo llevaran, jamás me quisieron decir a donde fue, si era su familia o solo se deshicieron de él para que no me enamorara, al día siguiente abandonamos el país para que lo olvidara pero jamás pude hacerlo del todo.


    -Beatriz, ¿estas bien?- abrí los ojos con dificultad por la luz del lugar.


    -¿mamá?-acaricia mi cabello sonriendo.


    -ya nos podemos ir- asiento con la cabeza tomando mis cosas tratando que mi brazo no toque nada.


    -¿tan pronto?- mi madre se veía un poco molesta.


    -otro médico te atenderá en casa- miro hacia el pasillo –esta clínica ya no es de confianza- la mire curiosa.


    -¿Por qué?- hasta hace unos días no podía con tantos halagos para el cuerpo médico y ahora ya no la quería.


    -los shin la compraron- sentí repulsión al escucharlo, me apure en arreglarme y Salí jalando a mi madre, si algo había aprendido con certeza era que ellos debían estar a cien metros de mi.


    Mientras caminábamos por el largo pasillo mucha gente comenzó a hablar, pero no era por mi sino por un chico de más o menos mi edad que entraba al lugar, estaba resguardado por guardaespaldas que impedían alguien se le acerque.


    -changmin- dije con odio, el hijo único de los Shin mi contendiente directo y la persona que mas debía odiar en el mundo, continúe mi camino sin volver a mirarlo más un escalofrió que recorrió mi espalda me obligo a detenerme un instante.


    -Beatriz Park- dijo con lentitud mientras se acercaba a mí.


    -no gastes mi nombre- arrastre las palabras decidida a salir de ahí de inmediato.


    -¿te trataron bien?- acaricio mi mejilla con sus manos, algo se estremeció en mi al contacto pero lo controle, un brillo es sus ojos llamo mi atención.


    -debes estar triste porque siga viva- su sonrisa desapareció.


    -¿eso crees?- su rostro estaba a centímetros del mío.


    -estoy segura- concluí empujándolo con toda la fuerza que pude para caminar rauda a la salida.


    -igual a tu padre- mi madre subió al auto con una frase que no sabía si era la más adecuada para hacerme sentir bien.


    -¿Dónde está ella?- si había sobrevivido debía aclarar algunas cosas con quien me empujo a la muerte.


    -se casaran- frené súbitamente- ¿tan pronto?-me quedo completamente claro que paúl no sentía nada por mí, macarena termino por atraparlo.


    -¿Cuándo? ¿Dónde?- mi madre no sabía si responderme, titubeo un poco pero al final lo dijo tan rápido como pudo.


    -en una semana en la casa familiar- presione a fondo el acelerador, mi madre solo miraba mi brazo vendado y se preocupaba porque chocara.


    -dile al doctor que nos espere en casa- asintió al mismo tiempo que sacaba el celular, yo solo pensaba en la forma de llegar a esa boda para ver en lo que terminaba su traición.


    -Srta. Park- el médico sonreía probablemente por lo bien que sería su paga al trabajar para nosotros.


    -¿Cuándo me puedo deshacer de el?- señale mi brazo, lo saco del vendaje y después de observarlo y hacerme gritar del dolor se digno a dar su diagnóstico.


    -el viernes- hice cuentas en mi mente, era perfecto.


    -voy de compras- Salí dejándolos pasmados por mi comportamiento.


    Camine por los centros comerciales en medio de susurros, miraba en las principales revistas de farándula, imágenes mías con paúl que antes anunciaban nuestro matrimonio, ahora estaban tachándome de abandonada y suicida, intente ignorarlas alejándome pero era más que obvio como miles de miradas se compadecían de mi.


    -podría demandarte- la misma voz de la mañana llego a mis oídos.


    -¿de qué hablas?- lo mire hastiada.


    -me empujaste- me reí por lo que dijo.


    -¿tan débil eres?- estaba serio.


    -ya supiste que tu amiguita se casara- se burlaba de mi.


    -¿y eso qué?- levanto una de sus cejas.


    -yo me acabo de enterar, cuando me invitaron- tenía una tarjeta plateada entre sus manos, por inercia corrí intentando tomarla pero él me lo impidió.


    -¿Qué quieres a cambio?- estaba sacando mi cartera, tomando en cuenta que era un Shin nada era gratis.


    -tengo tanto dinero como tu- susurro, por un segundo estaba en el jardín de mi hacienda corriendo por la hierba con choikang, sacudí mi cabeza por el tonto pensamiento –lo que quiero es que me acompañes- estuve a punto de desmayarme pero él me atrapo a tiempo.


    -¿¿¡¡QUE!!??- grite, era demasiado que el pensase que podría caer tan bajo.


    -nadie se enterara, ellos negaron la entrada a periodistas, por petición mía- su egolatrismo afloro.


    -¿Por qué?- algo tramaba.


    -no me gustan los que hacen fama a costa de otros, además quiero reírme un rato al verte ahí- quería ver mi vergüenza, en cualquier otra situación me hubiese negado pero estaba desesperada.


    -si alguien se entera diré que eres gay- se asombro por mis palabras, pero le quería que le quedase claro que haría hasta lo imposible por destruirlo.


    -está bien- pactamos el lugar donde nos encontraríamos, elegí un vestido negro con un cinto negro que resaltaba mi figura, zapatos altos y maquillaje, no era común que me vistiese así pero quería demostrarle que estaba bien sin él, tenía algunas ideas de lo que haría pero nada concreto, Salí temprano para que mi madre y los guardias no me lo impidieran. Me sorprendió que changmin ya estuviese ahí, su auto era polarizado lo que me era conveniente.


    -el demonio me está esperando- lo mire esperando que abriera el auto.


    -quien más puede ayudar en la venganza- entre al auto, esperando no arrepentirme de lo que estaba haciendo.


    El auto paso rápidamente por la entrada, los cientos de reporteros ahí probablemente me estaban esperando para que hiciera un escándalo, trataban de divisar a todos los acompañantes de los invitados, pero al de changmin ni siquiera se acercaron.


    -camuflaje perfecto- el sonreía victorioso mientras yo aun me cubría el rostro. Se bajo del auto dándole las llaves a un joven, había gente que me conocía , mis piernas empezaron a temblar sin poder responder a changmin que me tendía la mano, se canso de esperar y prácticamente me obligo a salir del auto –ya llegaste hasta aquí- tome aire y camine lo más segura que pude tomada de su brazo, copas cayeron al piso por la impresión de que un Shin y una Park estuvieran juntos, nadie emitía palabras, se limitaban a mirarnos con la boca abierta.


    -no sé que estoy haciendo- susurré para mis adentros.


    -brindándome diversión- lo mire acusadora por la forma en que lo dijo –quiero saludar a la novia- se dirigió a uno de los organizadores.


    -¿Quién lo desea?- era imposible que no nos reconociese, tal vez se debía a que nunca vestía así.


    -Shin Changmin- respondió y enseguida nos dejo pasar, conocía esa casa a la perfección, ahí pase momento felices con mi antigua amiga, la tristeza se apoderaba de mi a lo que trataba de contenerme, llegamos a la misma habitación donde le conté muchos secretos, la puerta se abrió y ella empezó a girarse con una sonrisa en su rostro.


    -Sr. S…- no termino la frase al reconocerme -¿Qué haces aquí?- me quede en silencio por un momento, imagine por mucho tiempo ese momento pero solo me quede congelada.


    -¿se refiere a mi novia?- esas palabras chocaron contra mi estomago, lo pellizqué para que no dijera tales barbaridades.


    -si claro, Shin changmin y Beatriz Park juntos- soltó una risa sonora.


    -solo vine a felicitarte- le di un abrazo y Salí de ahí con mis sentimientos hecho añicos.


    -buena jugada- escuche su voz y lo único que podía entender es que no sabía qué hacer –la boda esta por empezar y ella cree que no te importa- tomó mi mano guiándome para presenciar la ceremonia, la vi entrar con ese hermoso vestido blanco acompañada de su padre quien no estaba del todo contento, paúl estaba a punto de recibir a macarena pero se detuvo al verme al final del pasillo, no pudo esconder sus nervios y tiro un jarrón con flores, se recupero simulando que nada ocurrió.


    -vámonos- rogué pero no me hizo caso, tomo mi mano con fuerza para que viera todo, finalmente el momento cumbre llego, el padre los insto a besarse –no quiero ver- solloce pero no aflojo su agarre.


    -no lo hagas pero tampoco te vayas- quise escapar pero él me halo cerca de su cuerpo –te ayudare- acerco sus labios a los míos y me besó, al principio me resistí pero el sabor me sedujo, jamás había probado una boca así, su lengua ya estaba jugando con las mía, la movía como todo un experto que, no dudo fuese, después de todo tenía fama de galán.


    -tenias que hacerme esto- me separe al oír a macarena, me miraba con furia, paúl estaba junto a ella apretando los puños.


    -¿hacer qué?- no entendía en verdad. Iba a darme una cachetada pero changmin lo impidió justo a tiempo.


    -la única que hizo daño fuiste tú- se puso entre nosotras – te quedaste con las migajas- macarena retrocedió escudándose en su ahora esposo- y tu… tu eres un idiota- golpeo a paúl lanzándolo al piso, me asuste por su forma de actuar, iba a socorrer a mi ex prometido pero él me lo impido llevándome fuera de aquel lugar.


    Que fue todo eso, esto no estaba anda bien. Mi familia no me lo perdonaría…


    **********************
    agradesco mucho a gaby por darme este hermoso fick
    avatar
    ; Cuak
    Administradora
    Administradora

    Aries Te haces vieja el dia : 18/04/1995
    Fecha de inscripción : 21/02/2011
    Años : 22
    Localización : Atlantis

    Re: (oneshot hetero) forgotten road(lemon)

    Mensaje por ; Cuak el Jue Jun 23 2011, 18:18

    ña ña ña A P A R T O (: es mío!! e_é




    Firma and Icon By: Meee~
    avatar
    miko-chan

    Pez Te haces vieja el dia : 20/02/1994
    Fecha de inscripción : 28/03/2011
    Años : 23
    Localización : huanuco!!!

    Re: (oneshot hetero) forgotten road(lemon)

    Mensaje por miko-chan el Sáb Jun 25 2011, 11:52

    jajajaj puggy!! como siempre puggy la primera!!!!!!!
    gracias por leer!!!
    avatar
    mika-kun

    Fecha de inscripción : 23/08/2011

    Re: (oneshot hetero) forgotten road(lemon)

    Mensaje por mika-kun el Miér Ago 24 2011, 19:55

    capoooo porfaaaaaaaaa

    Contenido patrocinado

    Re: (oneshot hetero) forgotten road(lemon)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Jul 24 2017, 15:38